Teoría de la disciplina

El Sambo aplicado a la defensa personal, es también conocido como "Combat Sambo" y presenta diferencias respecto a la modalidad deportiva actual con el mismo nombre. Esta forma de Sambo autodefensivo, hace referencia a un estilo de combate cuerpo a cuerpo aplicado a la defensa personal, cuyo iniciador fue Victor Spiridonov y su trabajo se desarrolló principalmente en este sistema como entrenamiento militar de los cuerpos de seguridad de la antigua Unión Soviética.

Dentro del sistema incluyó aplicaciones de técnica libre, conocidas en las escuelas de judo como "randory" y puso especial atención en la sincronización y ejecución de movimientos técnicos. Además de Spiridonov, también Osnobishin y Solonevich comenzaron a trabajar sobre sistemas de combate cuerpo a cuerpo, y basaron sus sistemas en golpes de boxeo en la corta distancia, combinados con luxaciones de brazo.

Después de esta breve reseña, comenzamos a establecer la diferencia entre el Sambo puramente deportivo y el enfocado a la defensa personal. Se sabe que un adecuado entrenamiento deportivo, proporciona al practicante una buena condición física, con mejoras sustanciales en la coordinación, el equilibrio, la flexibilidad, etc.

Igualmente, una preparación mental correcta nos dota de una mayor habilidad para afrontar situaciones de presión y de confrontación, este tipo de habilidades pueden ser elementos importantes en un combate real. Sin embargo, la practica del Sambo autodefensivo tiene una preparación mucho más específica, una orientación más detallada hacia una hipotética confrontación real, donde un sencillo error a diferencia del deporte, tiene graves consecuencias.

El Sambo nos provee de los métodos adecuados para asimilar las habilidades de lucha necesarias, dentro de un entorno controlado, lo más cercano posible a una situación violenta real, pero sin sus consecuencias. Se procura evitar la aplicación de una técnica o táctica deportiva inadecuada que en el contexto real pueda representar un riesgo excesivo.
Sambo Defensa Personal entrenamiento
El Sambo deportivo posee una serie de beneficios para el entrenamiento de defensa personal, sin embargo debemos tener en cuenta una serie de cuestiones que modifican totalmente los planteamientos deportivos respecto a los planteamientos de defensa personal.

Debemos cambiar la percepción de poseer una segunda oportunidad, tal como se contempla en el entrenamiento deportivo y descartar la posibilidad de atención médica, o la existencia de un arbitro o juez que pueda regular la contienda. En todo momento hemos de considerar que los deportes de lucha y combate se plantean desde la perspectiva del "uno contra uno" y se busca lo mejor para solventar ese problema, no existe ni vagamente la perspectiva de ningún tipo de peligro inesperado, como podrían ser armas ocultas, múltiples atacantes.

No podemos tampoco olvidar que un deporte o competición nos permite conocer mucho acerca del rival, su perfil social y sus habilidades están bastante definidas, en muchos casos, incluso son conocidas públicamente, sin embargo, frente a un agresor en una situación real, no tenemos por qué conocer nada acerca de su preparación, destrezas o entrenamiento. Este hecho puede hacernos caer en el error de creer que podemos solventar la situación sin ningún problema o todo lo contrario, creer que no tenemos ninguna posibilidad y pasar a ser víctimas.

Muchas de estas situaciones han de ser valoradas apropiadamente en el entrenamiento de Sambo autodefensivo, enfocando el mismo hacia el colectivo implicado, civil, militar, policial, deportivo etc., un apropiado conocimiento y aplicación del principio de Pareto nos permite establecer que el 80% de las situaciones son resueltas por el 20% de las técnicas de defensa personal y a su vez el 80% de la preparación para el combate está basado en el entrenamiento deportivo, siendo únicamente el 20%, entrenamiento específico en técnicas de combate cuerpo a cuerpo y defensa personal.

En un entrenamiento civil de Sambo autodefensivo, el instructor trabajará con especial atención en situaciones tales como: evitar el conflicto, leer las señales corporales que indican hostilidad, uso de la oportunidad como arma, ejecución de los primeros movimientos de respuesta a un ataque.
Sambo Deportivo Técnica
En ningún momento debemos dejar a un lado el hecho de que dentro de los países democráticos actuales, la capacidad de castigar, la poseen los representantes legalmente habilitados del estado y no las personas de forma individual. Por tanto, cualquier sistema de defensa personal dentro del ámbito civil, debe tener este principio en cuenta, para que la respuesta a una agresión sea proporcional y adecuada. Esta circunstancia no es tenida muy en cuenta por algunos sistemas de defensa personal (por ejemplo el Krav-Maga) provenientes del campo militar, que quieren implantarse como sistemas de defensa personal civil, y a menudo olvidan los verdaderos objetivos de la defensa personal civil, que no es otra cosa que salvaguardar por encima de todo la integridad personal. Infligir excesivo castigo a uno de los atacantes nos puede desviar de nuestro objetivo y ser víctimas de un segundo atacante.

El entrenamiento de Sambo no es rígido, como ocurre en otras disciplinas. Su constante evolución para solventar nuevas situaciones, su orientación hacia la mentalidad occidental, junto a su experiencia en los campos civiles, militares y deportivos, le confiere una visión eficiente, evolucionada y singular de un sistema moderno y completo de defensa personal integral.