Lección 3 - Partes vulnerables del cuerpo humano

El cuerpo humano esta constituido por un gran número de huesos, articulaciones y sus correspondientes nervios asociados. La mayoría de estos huesos y articulaciones pueden romperse o dislocarse si se aplica presión de una determinada manera. Muchas terminaciones nerviosas que recorren nuestro cuerpo tienen una gran relación con el sistema nervioso central, hasta el punto de producir dolor e incluso la perdida de la consciencia si se les aplica una fuerza intensa en algún punto de su recorrido. Si la fuerza es desmesurada pueden producirse lesiones mucho más graves.

En muchos casos la aplicación de presión en determinados puntos del recorrido de los nervios y muy especialmente, las terminaciones, puede tener efectos supresores del flujo de dicho nervio, con consecuencias que van desde la perdida de sensibilidad, dolor etc. Sin embargo también puede ocurrir que la aplicación correcta de presión sobre ciertas terminaciones nerviosas, estimule y reanime las partes relacionadas con ese nervio, esta técnica es empleada en acupuntura con fines terapéuticos.   
Desde el punto de vista de la defensa personal todos los puntos que tienen una especial debilidad, son susceptibles de ser usados de forma más o menos violenta, según la magnitud de la agresión sufrida.
Vamos a describir una serie de puntos de presión especialmente sensibles, aconsejamos se emplee  la máxima cautela y moderación cuando se aplique presión durante la practica o entrenamiento, el daño producido puede ser muy alto. Si no estamos seguros la mejor forma es realizar la presión de forma paulatina. Debemos tener especial cuidado si sufrimos algún tipo de enfermedad o dolencia que pueda estar relacionada con las partes que estamos golpeando o presionando. La diferencia entre golpeo y presión estriba únicamente en el daño que queramos producir y debemos adquirir cierta destreza en su aplicación. Si estamos en una situación comprometida o corre peligro nuestra vida, debemos emplear toda la contundencia posible.
La mayor parte de terminaciones nerviosas tienen aproximadamente un centímetro cuadrado que es la parte que se puede estimular con facilidad por presión o golpeo.

Puntos vulnerables

(1)Nariz: El puente de la nariz tiene ubicado un punto nervioso que puede producir inconsciencia si se golpea duramente, la nariz en si misma es un punto extremadamente sensible tanto a la presión como al golpeo, nos sirve para controlar al agresor por su fácil localización.

(2)Mitad del labio superior: Justo debajo de la nariz, podemos realizar presión  con el canto de la mano o golpeo, este punto junto con la nariz es muy efectivo desorientando al atacante.

(3)Garganta: Este punto es de tipo respiratorio especialmente en la nuez, si se golpea con fuerza puede obstruir la laringe, se pueden usar la punta de los dedos para precisar el golpe.

(4)Esternón: No tiene músculo en su parte central con lo que la terminación nerviosa esta muy próxima al exterior, podemos utilizar los codos, rodilla, etc., si el atacante esta en el suelo es muy efectivo.

(5)Base del craneo y lóbulo de la oreja: Estas partes de la anatomía son más vulnerables en posiciones laterales, si el atacante está en el suelo, podemos presionar en la parte de atrás de la oreja, sujetando su mentón.

(6)Parte de atrás del cuello: Si aplicamos un golpe con el canto de la mano, puede llevar a nuestro atacante al suelo, es una parte muy sensible a los golpes y poco protegida muscularmente.

(7)Carótida: Presionando podemos cortar el flujo habitual de sangre al cerebro produciendo desvanecimiento, usando ambos dedos en forma de pinza, presionamos las dos arterias carótidas a la vez.

(8)Triceps: En su parte central, además de un gran dolor al aplicar presión o golpeo pueden paralizarse parte del brazo.

(9)Parte alta del brazo: En la intersección del bíceps con el hombro, existen una terminación nerviosa que junto con la intersección de la clavícula nos aporta dos posibles objetivos, se puede aplicar golpeo y presión en el que se encuentra en el final del bíceps con el hombro, y solo presión en la parte delantera de la clavícula.

(10)Codo: Tiene terminaciones nerviosas en la parte interna del cubito y el radio, además del la intersección del bíceps con el codo, en ambas partes podemos aplicar tanto presión como golpeo.

(11)Plexo solar: El golpeo es lo más efectivo en este punto, influye sobre los nervios que pasan cerca del estómago, el atacante se curva hacia delante, dejando vulnerables otras zonas del cuerpo, durante un instante pierde el control.

(13)Testículos e (12)ingle: Esta zona es un claro objetivo, tanto si el agresor es un hombre, como una mujer, en el caso de un atacante femenino la mejor opción ha de ser por presión en la ingle.

(14)Pantorrilla y (15)talón: En la parte central de los dos gemelos podemos aplicar presión sobre la terminación nerviosa que los recorre, la intersección del talón con los gemelos es un punto igualmente sensible a la presión.

(16)Espinilla: Toda la parte delantera de la tibia tiene próximo el nervio safeno que se puede golpear o presionar, reduciendo la estabilidad del atacante.